2020-03-20T11:14:55+01:0020 marzo 2020|

Ante la situación excepcional que atraviesa el país generada por la declaración del estado de alarma, son numerosos los trámites que se aplazan hasta que se ponga fin al decreto que ha paralizado y ha puesto en pausa la vida cotidiana. Analizamos cómo se han visto alterados los usos relacionados con el vehículo, tales como la prestación de asistencia en carretera, la renovación del carnet de conducir o el servicio de ITV, entre otros.

• El estado de alarma no implica modificaciones en la cobertura de los seguros, ya sean a terceros, a todo riesgo o con franquicia. Aunque hay restricciones de movimiento, los conductores seguirán estando cubiertos por el seguro puesto que hay quienes deben seguir circulando con sus vehículos. “Aunque se conduzca ignorando la normativa de movilidad decretada en esta situación excepcional, el conductor podrá hacer uso de su seguro si ha sufrido algún percance, pero debe tener en cuenta que, por el contrario, en el caso de que circule sin estar autorizado para ello, estará cometiendo una infracción que puede ser castigada por la autoridad pública”, señala Joan Dalmau, editor de coches.net.

• El servicio de ITV queda suspendido en todo el territorio nacional. De esta forma, los plazos de caducidad para todos los vehículos que estuviesen obligados a realizar la inspección técnica correspondiente desde el pasado 15 de marzo quedan aplazados hasta nuevo aviso. Como consecuencia, “los agentes de la autoridad competente no podrán sancionar durante el periodo de tiempo que dure el estado de alarma o su prórroga a los conductores que circulen con un vehículo que tenga caducada la ITV”, asegura Dalmau.

• Se suspende la atención presencial en las jefaturas provinciales y locales de tráfico y la DGT atenderá las posibles gestiones de forma telefónica o telemática. La posibilidad de circular con el carnet de conducir caducado se limitará a aquellos casos cuya vigencia haya vencido durante el plazo durante el que se mantenga en vigor el estado de alarma. Es decir, no se van a producir sanciones en estos casos, ya que la DGT envía notificaciones a los conductores cuyo permiso de conducir caduca en los siguientes dos meses.En esta misma línea, han quedado suspendidos temporalmente los exámenes, tanto teóricos como prácticos, así como los cursos de sensibilización y de recuperación de puntos.

La asistencia en carretera está garantizada para todos aquellos conductores que puedan sufrir algún tipo de avería o de accidente, pero, si la avería requiere un traslado al taller, la situación puede verse alterada porque no todos permanecen abiertos durante el estado de alarma. Son varias las asociaciones y patronales que han puesto en marcha un servicio de urgencia que permita garantizar la movilidad de aquellos que están autorizados a circular mientras dure la crisis sanitaria que atravesamos.

Más información sobre cómo afecta el estado de alarma al sector de la automoción